Tofu frito marinado con salsa de soja & ajo

Tofu marinado con ajo y salsa de soja

El tofu es originario de China y posiblemente también lo sea de Mongolia. La leyenda cuenta dos historias: por un lado se le atribuye al filósofo chino Liu An el descubrimiento de las propiedades saludables del tofu. La otra historia cuenta que se descubrió por casualidad por los años 200 A.C. Un grupo de nómadas que caminaban sin comida por el litoral chino decidieron condimentar la leche de soja con agua salada, de esta mezcla surgió el queso de tofu.

Un monje budista utilizó este ingrediente para reemplazar la carne, ya que sus creencias budistas exigían el vegetarianismo. De esta forma los monasterios budistas mejoraron el proceso de elaboración del tofu. Se decía que el monje encargado de preparar el tofu era un apreciado maestro en la creación de este queso.

Llegó a Japón hacia el año 700, a través de unos monjes japoneses que habían estudiado en China. En un principio era comida de nobles y religiosos, hasta el año 1600 que ya se extendió por todo Japón. Esta preparación era y es rica en proteínas. Su uso pudo y puede aprovecharse en muchas recetas, siendo los japoneses los especialistas en estos temas.

El tofu es un queso poco sabroso, por eso en esta receta se prepara una vinagreta para que tome los distintos sabores de la salsa de soja y el ajo. Tiempo de preparación: 2 horas y 1/2. Preparación para dos personas.

Ingredientes

  • 250 gramos de tofu ahumado
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de soja Maggi
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • Harina para rebozar
  • Semillas de sésamo a gusto
  • Aceite de girasol para freír

Preparación

Cortamos el tofu en dados no muy pequeños, los colocamos en un bol. Picamos finamente los dientes de ajo y los mezclamos con la salsa de soja, el azúcar y el vino. Vertemos la preparación al tofu y con una cuchara revolvemos bien todos los ingredientes. Tapamos el bol con papel film y dejamos reposar durante unas dos horas (cada tanto podemos revolver la preparación para que el tofu vaya tomando sabor).
Pasadas las dos horas, escurrimos el tofu pero guardamos la salsa que hemos preparado. En otro bol colocamos harina junto con las semillas de sésamo y rebozamos los dados. En una sartén con abundante aceite freímos el tofu hasta que esté dorado. Mientras tanto colamos la salsa para quitar los trozos de ajo y la calentamos a fuego lento para que se reduzca el vino (es suficiente con unos pocos minutos).

Para presentar el tofu es ideal acompañarlo con arroz tres delicias y la reducción de la vinegreta con la salsa de soja.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *