¿Qué es una cookie?

Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web.

¿Qué NO ES una cookie?

No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up.

¿Qué información almacena una cookie?

Las cookies no suelen almacenar información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc.

El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona.

¿Qué tipo de cookies existen?

  • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica.
  • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc.
  • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc.

¿Qué son las cookies propias y las de terceros?

Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc.

¿Qué ocurre si desactivo las cookies?

Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos:

  • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social.
  • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online.
  • No podrá acceder al área personal de esa web, como por ejemplo Mi cuenta, o Mi perfil o Mis pedidos.
  • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella.
  • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma.
  • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva.
  • No podrá escribir en el blog, no podrá subir fotos, publicar comentarios, valorar o puntuar contenidos. La web tampoco podrá saber si usted es un humano o una aplicación automatizada que publica spam.
  • No se podrá mostrar publicidad sectorizada, lo que reducirá los ingresos publicitarios de la web.
  • Todas las redes sociales usan cookies, si las desactiva no podrá utilizar ninguna red social.

¿Se pueden eliminar las cookies?

Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico.

Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación.

A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador:

  1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha.
  2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas.
  3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido.
  4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios.
  5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies.
  6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet
  2. Haga click en Privacidad.
  3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo.
  2. Haga click en Privacidad.
  3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial.
  4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad.
  2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Vaya a Ajustes, luego Safari.
  2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes.
  2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla.

Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):

  1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración
  2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies.

Asesor de Cookies es un plugin para WordPress creado por Carlos Doral (webartesanal.com)

Para acceder a algunos de los servicios que Veggie Weekend ofrece, deberá proporcionar algunos datos de carácter personal. En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre y Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, le informamos que, mediante la cumplimentación de los formularios, sus datos personales quedarán incorporados y serán tratados en el fichero de Veggie Weekend, con el fin de poderle prestar y ofrecer nuestros servicios así como para informarle de las mejoras del sitio Web.

Los ficheros de datos personales han sido dados de alta debidamente en la Agencia Española de Protección de Datos.

Asimismo, le informamos de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en marsan_2004@hotmail.com.

Por favor, lea los Términos de Uso de la Web.

1. Recopilación de Datos
La recogida y tratamiento automatizado de los Datos de Carácter Personal tiene como finalidad el mantenimiento de la relación contractual que en su caso se establezca con Veggie Weekend, así como el desempeño de las tareas de información, formación, comercialización (tarea esta última siempre identificada como tal) y otras actividades propias de la empresa.

2. Uso de Datos
Veggie Weekend se compromete a no enviar comunicaciones comerciales sin identificación, conforme a lo dispuesto en la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y de comercio electrónico.
A estos efectos no será considerado como comunicación comercial toda la información que se envíe a los clientes de Veggie Weekend. siempre que tenga por finalidad el mantenimiento de la relación contractual existente entre cliente y Veggie Weekend, así como el desempeño de las tareas de información, formación y otras actividades propias del servicio que el cliente tiene contratado con la empresa.

3. Cookies
El usuario consiente el uso de cookies, que permitirán su identificación tras validar su usuario y clave, con la exclusiva finalidad de facilitar su navegación por las diferentes páginas del presente sitio web y de otros sitios web titularidad de Veggie Weekend. En cualquier caso, el usuario podrá denegar o impedir la instalación de estas cookies modificando la configuración de su navegador.
Veggie Weekend tampoco utiliza técnicas de “spamming” y únicamente tratará los datos que el usuario transmita mediante los formularios electrónicos habilitados en este sitio web o mensajes de correo electrónico.

4. Seguridad
Veggie Weekend mantiene los niveles de seguridad de protección de datos personales conforme al Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, relativo a las medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal, y ha establecido todos los medios técnicos a su alcance para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos que el usuario facilite a través del sitio web, sin perjuicio de informarle de que las medidas de seguridad en Internet no son inexpugnables.
Veggie Weekend se compromete a cumplir con el deber de secreto y confidencialidad respecto de los datos personales contenidos en el fichero automatizado de acuerdo con la legislación aplicable.

5. Editar Informacion de su cuenta
En cualquier momento podrá aceptar a sus datos y modificarlos a través de esta página Web mediante la utilización de su Usuario y Contraseña.

6. Cambios a esta Política de Privacidad
Veggie Weekend se reserva el derecho a modificar la presente política para adaptarla a futuras novedades legislativas, informando previamente a los usuarios de los cambios que en ella se produzcan.

Veggie Weekend no puede asumir ninguna responsabilidad derivada del uso incorrecto, inapropiado o ilícito de la información aparecida en las páginas de Internet de Veggie Weekend
Con los límites establecidos en la ley, Veggie Weekend no asume ninguna responsabilidad derivada de la falta de veracidad, integridad, actualización y precisión de los datos o informaciones que se contienen en sus páginas de Internet.

Los contenidos e información no vinculan a Veggie Weekend ni constituyen opiniones y/o consejos de ningún tipo pues se trata meramente de un servicio ofrecido con carácter informativo y divulgativo.

Veggie Weekend no se responsabiliza de los virus que tengan su origen en una transmisión telemática infiltrados por terceras partes (por ejemplo, los macros de procesadores de texto, los applets de Java y los programas Active X), generados con la finalidad de obtener resultados negativos para un sistema informático.
Las páginas de Internet de Veggie Weekend pueden contener enlaces (links) a otras páginas de terceras partes que Veggie Weekend no puede controlar. Por lo tanto, Veggie Weekend no puede asumir responsabilidades por el contenido que pueda aparecer en páginas de terceros.

En definitiva, el Usuario es el único responsable del uso que realice de los servicios, contenidos, enlaces (links) e hipertexto incluidos en el sitio web www.veggieweekend.com

8. Informacion de Contacto
Para cualquier cuestión relacionada con la Política de Privacidad de esta Web, no dude en contactar con nosotros.

edimburg1

El fin de semana pasado estuve con mi pareja de paseo por la ciudad de Edimburgo. Descubrí una ciudad preciosa, llena de historias obscuras. Capital de Escocia desde 1437 y la segunda ciudad más importante de este país. Ubicada a las orillas del fiordo del río Forth, Edimburgo fue uno de los centros más importantes de educación y cultura durante la Era de Ilustración, esto se puede observar en sus monumentos. La ciudad está dividida en dos partes: el distrito de The Old Town (ciudad antigua) y The New Town (ciudad nueva) ambos declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.
Continuar leyendo…

Lucía es una gran amiga de la familia, una férrea vegetariana que lleva desde que es muy joven luchando por los derechos de los animales. Voy a comenzar hablando de ella en la sección de “Historias” porque siempre me ha gustado contar aquellas historias sobre personas que son valiosas para el mundo en que vivimos.

¿Quién diría que ella es una artista? Pues ha estudiado en la escuela de arte y eso se nota en todo lo que hace, pero ha descubierto desde hace unos años que le gusta cocinar e investigar recetas nuevas.

Esto no es casualidad, por el año 96 (con 18-19 años) abrió junto con Cesar un local vegano llamado Ekkaia en el barrio de Malasaña (Madrid). Este tenía una parte de tienda, en la que se podía encontrar una zona de artesanía, libros, folletos, música, camisetas, materiales políticos-sociales en pro-derechos de los animales y la otra parte estaba destinado a un salón donde se servían tes, zumos naturales, batidos con leche vegetal y comida vegana.

Ella cuenta que:
“Hay una actividad de la que me puedo sentir especialmente orgullosa, por la constancia, las experiencias y resultados de ella. Algo tan simple y cotidiano como es la comida. Llevamos a cabo un Comedor Vegano durante todos los domingos de esos 5 años, llegando incluso a celebrar como algo simbólico y real el ‘Comedor Nº100. También se realizaron comedores especiales a grupos extranjeros veganos/vegetarianos (música, organizaciones).
Un comedor con precios más que populares, (350pts/500pts= 2,10€/3,00€), con comida de calidad y menú completo (1º,2º y postre). Esta fue la mejor manera de dar a conocer el veganismo, desmitificarlo, hacer de ello algo cotidiano y normal al alcance de cualquiera.
Me alegro al recordar familias del barrio con sus niñ@s comiendo domingo tras domingo, gente de cualquier edad y ideal o estética. Gente llevándose folletos para leerlos en casa y volviendo con nuevas inquietudes en su vida.”

Evidentemente cuando uno tiene un proyecto y lo cumple luego uno se siente satisfecho. Eso le sucede a Lucía recordando aquellas épocas de la tetería. Sigue siendo defensora de los derechos de los animales y aunque ese proyecto haya finalizado hace unos años, sigue probando recetas en el mundo vegetariano.

Hace tan solo unos días me ha enviado un mensaje al móvil con una foto y me comenta: mira lo que hice para comer. Je! Nada menos ni nada más que una crema de guisantes con crujiente de puerros. Claro, ella no se anda con pequeñeces: prueba recetas de Arzak y Arguiñano. En fin, que este mensaje fue la causa de esta sección. No voy a poner la receta de la foto (realizada por Lucía) que vemos en este post pero si les dejo el link de la web de dónde ella aprendió a hacer estos platos.

Gazpacho de guisantes-La flor del calabacin
Picas de puerro-La flor de calabacin

Termino este post de la mejor manera que es con las palabras de Lucía hablando de lo que ha sido su experiencia. Y ¡Gracias! por compartir tu proyecto.

“En aquella época en la que a un vegan@ se nos veía como a bichos raros y no se entendía el trasfondo de esta forma de alimentarse, vestir y vivir, Ekkaia contribuyó a extender y entender la lucha por los derechos de los animales y el veganismo como forma de vida.”

 

 

 

Casas colgadas - Cuenca

Después de haber disfrutado unos días de playa, sol y mucha humedad nos decidimos regresar a Madrid no antes sin dejar de pasar por Cuenca (Castilla la Mancha-España).Yo no conocía este lugar y me quedé sorprendida al ver una ciudad tan antigua y cultural.

Los inicios de Cuenca se remontan a tiempos antiguos, aunque como ciudad

se originó con la conquista musulmana construyendo en ese lugar la primera fortaleza. Con el tiempo han

sufrido invasiones musulmanas y cristianas hasta el día de hoy que se ha convertido en una ciudad de las letras y de las artes.

Una de las visitas más interesantes para hacer son las casas colgadas o también llamadas casas voladas. Se encuentran situadas sobre grandes peñazcos que miran hacia la hoz del río Huécar, quedando solo tres grupos de estas casas. No se conoce muy bien el origen de ellas, algunos dicen que su procedencia es musulmana y otros medieval pero sí se sabe que datan del siglo XIV-XV. Si bien han sido remodeladas a

través de los siglos, ellas siguen teniendo su encanto y se puede percibir la forma en que han vivido los vecinos de este lugar. Nosotros hemos estado en el Museo de Arte Abstracto de la Fundación Juan March que se encuentra en una de estas casas con vistas preciosas al paisaje de la zona. El museo alberga pinturas de artistas españoles vanguadistas entre los años 20 y 70. Pudimos ver una exposición temporal de Vladímir Lébedev (1891-1967). Este pintor de procedencia rusa-soviética se dedicó a la creación de cartelería revolucionaria, cuentos infantiles y dibujos en acuarelas-tinta durante el régimen s

oviético en los años 20. Obras execelentes de ver para los que les gusta el arte futurista y cubista.

Una vez que recorrimos la zona antigua miramos en las tiendas las cosas típicas que se podían comprar. Encontramos grandes trabajos realizados en céramica como: botijos, fuentes, platos, adornos, etc… Como así

también, azulejos de cerámica con refranes y frases del castellano antiguo. También había muchos productos comestibles de la zona: miel, vinos, licores, quesos, dulces típicos, etc…

Para finalizar esta visita y no olvidarnos de ella, compramos un buen queso curado manchego cubierto con

pimienta negra molida, licor resoli (licor de café con canela y anís estrellado) y un buen libro de arte vanguardista.

Si te gusta el arte, la literatura y visitar ciudades medievales no dudes de ir a Cuenca, pero no te olvides que:

“Prohibida la blasfemia, la palabra soez, I el comportamiento disoluto en este honorable I pío lugar”

 

 

IMG_1060

En mis días de vacaciones daba vueltas por la ciudad de Madrid haciendo unos recados. No había desayunado así que busqué un lugar dónde sentarme, leer mi correo, ver el periódico y tomarme un té con algo comestible. De esta forma terminé en Le pain le quotidien. No fue casualidad porque esta tienda ya la conocía. Algunas veces había comprado pan allí pero nunca me había dado unos minutos para sentarme en una mesa comunal.

Veamos, esta tienda y cafetería-restaurante proviene de Bélgica. Tiene varias cafeterías en la ciudad de Madrid, casi todas están por la zona centro (Gran vía, Tribunal, Barrio de Salamanca…). En ellas se encuentran varias secciones: panadería, pastelería, despensa y comida. Todos los productos que utilizan en la comida son de origen ecológico (al menos eso dicen) y también se preocupan para que los muebles y la decoración del lugar provengan de materiales reciclados y productos que no afecten al medio ambiente. Con solo contar estas cosas entusiasma, ¿no? Una característica, que a mi modo de ver me parece interesante, es que tienen mesas privadas y mesas comunales. Esto es cómodo, si en el horario del almuerzo laboral te sientas en cualquier lugar y tomas un ¿brunch?

Mi experiencia fue muy agradable: me senté en una mesita para dos personas, en ella había botellas de aceite, vinagre, sal y pimienta. Para desayunar pedí un té verde con una barrita de pan con cereales y tomate (en España se suele tomar este tipo de desayuno, en Cataluña le llaman: pan tumaca). Como podrán ver en la foto me trajeron un tazón de té (bien grande) y unas súper barritas con tomate fresco rallado. En fin, aderecé el pan con el tomate, aceite de oliva y sal. Es el mejor desayuno veraniego que uno puede tener, sofoca todos los calores. Me olvidaba, la música de fondo era clásica. Imposible no estar tranquilo ¿verdad?

Mientras desayunaba observé una pizarra que había en una pared y vi que tenían para almorzar varios platos vegetarianos. Y cuando fui a pagar, por cierto lo malo de este lugar que es caro pero para un día de vez en cuando vale la pena, me dieron una postal con una foto de una ensalada y en la parte trasera de la página indicaban varios platos, entre ellos estaban: parfait de yogur, tortilla de vegetales asados, mouse de lima limón y helado artesanal.

Pues nada, recomiendo este lugar para los que vivan en Madrid y para los que vengan a visitar esta ciudad.

www.lepainquotidien.es/

Los hortelanos urbanos

La tierra y el agua son dos grandes elementos que nos ayudan a tener contacto directo con la naturaleza. Mis vecinos Isabel y Joaquín han descubierto ese amor por algo tan básico como el huerto. Dos personas dedicadas a sus profesiones pero que, cuando llegan a sus casas después de trabajar miran sus plantas, las riegan y sobre todo recogen los frutos que ellos han cultivado. Dos urbanitas con los cuales comparto la afición de la huerta-jardín.

Comienzan a principios de la primavera a preparar la tierra para unas semanas más tarde plantar tomates, patatas, calabacines, pepinos, aromáticas, etc. Desde ya que nada de insecticidas ni tierra con materiales químicos, todo es orgánico. A veces, en nuestras mañanas compartidas en el jardín hablamos de cuántos caracoles tenemos o miramos las primeras flores que nos darán frutos. Así son nuestros sábados matinales, ¡qué gusto la verdad!

Este año han plantado como unas 100 plantas de tomates de distintas clases: pera, morunos, raf y cherry. Digamos que tienen tomates para elegir, confieso que he probado los cherry y están muy sabrosos. El otro día le pregunté a Isabel si había preparado tomates secos y me comentó que tenía algunos secando. Esta oportunidad no podía dejarla pasar, decidí escribir este post y contarles cómo prepara los tomates secos.

Organizamos el set de fotos, debo decir que la dueña de los tomates me dio todas las armas para hacerlas, solo tuve que pulsar el botón de la cámara y hacer: ¡clic!

Ingredientes

  • 2 kilos de tomates redondos maduros
  • Aromáticas: orégano, albahaca, tomillo, romero
  • Sal gruesa o gorda
  • Aceite de oliva: cantidad necesaria

Preparación

Paso 1: Elegir los tomates

Isabel elige los tomates redondos (raf o morunos) que más maduros o rojillos estén. Les quita las hojas y los corta por la mitad. En una fuente grande los coloca uno al lado del otro y los adereza con sal gruesa. Se utiliza la sal para que el secado de los tomates sea mejor y los bichitos no se coman los tomates.

Paso 2: El sol

Coloca a pleno sol las fuentes con tomates. Pueden estar dos o más días enteros al aire libre para que se sequen bien. Es conveniente por las noches guardarlos dentro de casa.

Paso 3: La conserva

Cuando los tomates están secos, prepara unos frascos para hacer las conservas. Coloca uno a uno los tomates dentro del bote, los adereza con aromáticas como orégano, albahaca fresca, tomillo o romero, luego los cubre con aceite de oliva. Se puede agregar a esta preparación un diente de ajo pelado o granos de pimienta (verde, roja y negra). Los botes que prepara los deja unos días descansando antes de comerlos para que tomen bien el sabor de las especias, si la conserva está bien preparada pueden durar 6 meses en lugares frescos. Lo importante es que siempre el aceite cubra todos los tomates para que no crezcan hongos.
Mi madre cuando hacía conservas, preparaba una olla grande, colocaba los botes y los cubría de agua completamente. Hervía todos los frascos y luego los dejaba enfriar en el agua. Se suponía que así se hacían las conservas al vacío.

Tengo que agradecer a Isabel y a Joaquín por la paciencia que han tenido conmigo para hacer estas fotos en una tarde de verano muy calurosa. Lo bueno es que siempre los vecinos nos pueden invitar con un cerveza fría y ¡una buena charla!

La Rue

Recuerdo que, cuando era pequeña en las mañanas de invierno mi madre se dedicaba hacer panqueques (filloas, crêpes o cómo le llamen en cada lugar). La pila de las tortas iban creciendo y siempre había algún ratón que robaba alguna, solo para ver si estaban bien de sal. JA! En fin, esos panqueques se podían comer salados o dulces, mi madre solía prepararlos para canelones o panqueques de dulce de leche. Pero debo contar una cosa, ella también las probaba mientras las hacía: estiraba el panqueque lo rociaba con azúcar, lo enrollaba y le pegaba un buen mordisco. Creo que era merecedora de ese rico dulce.

Esos recuerdos cada tanto tiempo la memoria los trae a cuento y uno rememora momentos cálidos de la niñez. Por suerte, siempre hay un lugar dónde nos ayuda a recordar ciertas cosas.

De casualidad, andando por Madrid descubrí esta panquequería: “La Rue crêperie”. Un lugar pequeño, pero muy ameno… Ideal para llevar a casa o para tomar allí unos panqueques salados o dulces. Se puede elegir del menú el tipo de relleno y las crêpes las preparan en el momento. Uno puede ser el observador de la creación de su propia crêpe.

Lo que más me gusta es que los vegetarianos podemos comer en este lugar crêpes del menú (existe bastante variedad). Generalmente la masa de la pasta salada es integral y la de las dulces es de harina de trigo. Otra cosa importante, es que para acompañar a estas delicias te puedes beber unas sustanciosas cervezas, batidos tropicales, tés fríos o calientes o los típicos refrescos. No está mal, no?

Dónde se encuentra esta tienda? En la calle Espíritu Santo 18, barrio de Malasaña-Madrid. Si te gusta ver tiendas, luego de comer te das una vuelta por la zona y descubrirás diseñadores jóvenes, conciertos y sobre todo mucha vida madrileña.

Olivenza-Badajoz
Una ciudad española con estilo portugués.

Hace tiempo que quería escribir unas líneas sobre la ciudad de Olivenza-Badajoz. Por circunstancias de la vida, la semana pasada he estado de viaje por estos lares. He podido tomar algunas fotos y probar algunos dulces típicos oliventinos. Con una gran influencia portuguesa, Olivenza se presenta como una ciudad con encanto.

El origen de esta comarca se remonta a mediados del siglo XIII perteneciendo a la orden del Temple. En sus comienzos formó parte de Portugal hasta que en el año 1801 el ejército franco-español durante la Guerra de las Naranjas conquistó la ciudad y luego la anexionó a través del Tratado de Badajoz. Durante años Portugal quiso recuperar estas tierras, pero mediante tratados entre los países (España y Portugal), Olivenza ha seguido perteneciendo al territorio español.

De todas formas la historia ha dejado su legado y esto lo demuestra en su arte con azulejos de brillo manuelino y su arquitectura destacando al castillo de Olivenza que aún conserva gruesas murallas del siglo XIV sin almenas y torres con matacanes. Actualmente funciona como mausoleo llamado: “Museo Etnográfico González Santana”, en el se encuentran recreaciones de diferentes actividades de la vida en la comarca de Olivenza en los primeros años del siglo XX.

Pero lo que más me llama la atención de esta bonita ciudad son sus dulces portugueses. Los ingredientes más usados en estas delicias son: la miel, el aceite, el agua ardiente, anís, almendras, huevos… Hum! Qué podemos encontrar por allí:

  • Bollos imperiales,
  • bollos tomatu,
  • técula mécula,
  • piñonate, etc…

Si estás cerca de Badajoz o por alguna ciudad de Extremadura no dudes de pasar un día por este lugar, dar un paseo por la ciudad, sentarte en una cafetería y degustar un rico dulce, verás que la vida se ve de otra manera. Ah! Me olvidaba la guía Repsol la ha declarado como: Rincón más bonito 2012. Aquí les dejo un video sobre: Reportaje sobre Olivenza en Agrosfera de la 2

Este post está dedicado a mis suegros, con mucho cariño!

Mantel con dibujos mexicanos

Los mexicanos viven la muerte con mucho sentido del humor. Consideran que recordar a los difuntos ayuda a mantener las raíces y las costumbres de una comunidad. Por este motivo preservan esas comidas con sabores picantes y con mucho color.

El nombre de La Catrina proviene de una pintura del muralista Diego Rivera. En su obra “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” representó a una calavera con sombrero. Esta obra está basada en otra más antigua que se llama “La Calavera Garbanera”. El significado de la pintura está basada en la representación de un estrato social mexicano. Los indígenas que querían aparentar ser europeos y se dedicaban a la venta de garbanza, renegaban de sus orígenes por este motivo el caricaturista José Guadalupe Posada representó a un calavera desnuda con un sombrero muy importante. Los mexicanos creen que la muerte les identifica como comunidad, ayudándoles a arraigar a su cultura pero también les hace recordar que la vida deben disfrutarla antes de que llegue la muerte.
En un principio los indígenas consumían solo vegetales, siendo la base de su alimentación los chiles y el maíz. Durante el período prehispánico desarrollaron la técnica de la nixtamalización del maíz, ésta aglutina los carbohidratos del almidón de maíz permitiendo preparar masas. Otra de las técnicas que aplicaron fue la cocción a vapor o en el horno de tierra para hacer tamales. Muchas de estas recetas mexicanas tienen algún antecedente precolombino, fáciles de identificar porque conservan aún sus nombres en lenguas indígenas.
Cada región de México se diferencia por sus cocinas pero en su conjunto los componentes básicos son la preparación de los alimentos y el uso del maíz, el chile y el fríjol, acompañados por el jitomate (tomate mexicano), en sus diversas formas y variedades.
Toda esta explicación es porque estuve comiendo en el bar “La Catrina” del barrio de Malasaña-Madrid. Disfruté de un botellín de cerveza Coronita, guacamole, frijoles y nachos con queso. Recomiendo un paseo por la comida mexicana y si te gusta el café de pota, no dejes de probarlo (canela, azúcar moreno y limón).
Visita La catrina en Madrid.

Ándale, ándale, ándale…

Huerto urbano

Hace unos pocos años descubrí la experiencia de tener mi propio huerto. Primero comencé con jardineras en los balcones de mi casa, más tarde pude tener mi huerto-jardín. Esta práctica para mí se ha convertido en una experiencia creativa. Por este motivo y para demostrar que no somos pocos, he intentado recoger algunos testimonios de hortelanos que teniendo una vida profesional ajena a la horticultura, en su tiempo libre disfrutan de esta actividad. Aquí les dejo con Jaime, el burbano.

Cuando comienza a irse el invierno los días son más largos y los árboles florecen, ese es el momento en que Jaime se prepara para experimentar en su huerto urbano. Él es un informático que siempre le han gustado las plantas. Hace unos meses le picó el bichito de tener veduras en su casa. Buscó por internet cómo preparar un huerto urbano y descubrió que podía hacer una mesa de cultivo con un elemento básico: los paletes. Me contó cómo realizó el proceso de creación de una mesa de cultivo para huerto urbano y me pareció una buena idea dejarlo aquí en “Lugares & historias”. Este es el proceso que emprendió Jaime:

Primer paso

A cada palete le quitó los clavos y le separó las tablas para armar la caja de cultivo. Clavó cada listón de madera para que no haya hueco entre ellos y en la base colocó una mesa que le serviría de base y apoyo.

Segundo paso

Revistió el cajón con una malla plástica para uso agrícola y para que l

a tela no se soltara la grapó a la madera.

Tercer paso

Realizó unos aujeros para que drenara bien el agua cuando se reg

ara.

Cuarto paso

Barnizó el cajón y la mesa.

Quinto paso

Rellenó el cajón con tierra, mantillo, arena y humus (sin fetilizantes).

Sexto paso

Una vez lista la mesa de cultivo compró semillas ecológicas para hacer sus primeras pruebas en el huerto. Colocó debajo de la mesa cesped artificial para que absorva el agua sobrante del riego. Nuestro amigo Jaime selló con su firma la mesa y a esperar que crezcan las verduras.

Ah!!!! parece sencillo y dan ganas de hacerlo, no? Solo hay que ponerse manos a la obra con mucha pero mucha paciencia.

Gracias Jaime por donarme la fotos de tu experiencia creativa…

 

Cuando viajo me gusta ver cuáles son las comidas típicas de cada lugar. No siempre esos platos son aptos para vegetarianos, pero a veces, me encuentro con gratas sorpresas. Lo mismo me ocurre en Madrid, cuando descubro sitios dónde me gusta observar el detalle por las cosas pequeñas, la atención servicial a los comensales y por supuesto, la deliciosa comida vegetariana.

Desde que he comenzado con Veggie Wekeend me he encontrado con varias personas (amigos, compañeros de trabajo, etc…) que su afición por la cocina les ha llevado a dejar su profesión y dedicarse plenamente al mundo de las cacerolas. Algunos de estos cocinitas son vegetarianos y otros no, pero tienen un sentido muy especial y respeto por otras formas de pensar y comer.

 

En esta sección “Lugares & Historias” quería dejar reflejado esos dos temas que tanto me llaman la atención. Siempre que he hablado con gente dedicada a la cocina o he visitado lugares, he buscado aquello que podía relacionarlo con el mundo vegetariano. Para mí es fundamental intentar mostrar que las profesiones y los hobby van unidos de la mano.

Para los que no vivan en Madrid podrán conocer tiendas de esta ciudad que nos deleitan con comida vegetariana, y cuando vengan a visitar esta ciudad tengan como referencia esos sitios agradables.

Veggie weekend… cocina vegetariana

[cudazi_column width=’6′ class=’alpha’ ]

Cocinar es un momento de relax, jugar con cacerolas y sartenes. Este blog intenta mostrar esos momentos más lúdicos durante los fines de semana. En la sección “Recetario” encontrarás una variedad de recetas que están recopiladas de diferentes medios: libros, amigos, internet, familiares, etc… Incorporamos una sección nueva: “Historias & Lugares“.

[cudazi_column_end]

[cudazi_column width=’6′ class=’omega’ ]

En ella contamos historias de personas, cuya pasión por la cocina les ha llevado a dedicarse a ella plenamente y lugares donde podrás disfrutar comida vegetariana, sin importar dónde te encuentres.
Veggie weekend está dedicado a todos aquellos a quien les gusta probar cosas nuevas en la cocina del mundo vegetal. Te animo a que participes, opines y compartas recetas. Haz clic en Recetario y descúbrenos.

[cudazi_column_end]
[cudazi_clear]

Si quieres contactarte con Veggie weekend, puedes enviarnos un comentario y contestaremos tus dudas lo antes posible. Gracias!

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Cocinar es un momento de relax, jugar con cacerolas y sartenes. Este blog intenta mostrar esos momentos más lúdicos durante los fines de semana. En la sección “Recetario” encontrarás una variedad de recetas que están recopiladas de diferentes medios: libros, amigos, internet, familiares, etc… Incorporamos una sección nueva: “Historias & Lugares”.

En ella contamos historias de personas, cuya pasión por la cocina les ha llevado a dedicarse a ella plenamente y lugares donde podrás disfrutar comida vegetariana, sin importar dónde te encuentres.
Veggie weekend está dedicado a todos aquellos a quien les gusta probar cosas nuevas en la cocina del mundo vegetal. Las recetas están divididas en tres secciones: Apto vegetariano ovo-lácteo, Apto crudi-vegano y Apto vegano.

Te animo a que participes, opines y compartas recetas.

[two_columns_one]
mr
[/two_columns_one]

[two_columns_one_last]
Cuando era pequeña me dedicaba a practicar nuevas recetas de cocina. Primero comencé haciendo postres y luego con el paso del tiempo fueron cambiando mis gustos y mis intereses en el mundo de la cocina.

Hacía mucho tiempo que quería emprender un proyecto como este. Contar historias sobre aquellas recetas que más me han gustado.

Este blog lo comencé a crear por el mes de febrero durante los fríos días de invierno. Debo decir que durante estos meses que llevo haciendo estos posts, me he dado cuenta que me gusta mucho que la gente cuente sus recetas y ponerlas luego en práctica. De eso se trata Veggie Weekeend, el feedback entre la gente que le gusta cocinar.
Soy vegetariana desde hace unos 6 años, aunque el proceso de dejar de comer carne se fue desarrollando desde que era muy jovencita. Me gusta ver que en todas las culturas existen platos sin ningún tipo de carne y que son tradicionales de su zona. Esto es bastante recurrente en Grecia, Italia y en los países asiáticos… Es interesante estudiar cómo se pueden crear platos vegetarianos ovo lácteos o veganos, con productos que tal vez uno nunca haya utilizado.

Por suerte en mi casa tengo un gran catador de las comidas que hago. Creo que a veces le vuelvo un poco loco, pero es muy gratificante que a los que uno quiere puedan disfrutar de estas recetas y dar una opinión sobre ellas.

Mi casa no solo está compuesta por Antonio (mi pareja) sino que por tres gatos hermosos (Loli, Pequeño y Turanga). Ellos no degustan las recetas que preparo pero si pululan alrededor mío cuando estoy escribiendo en el ordenador o cuando busco en los libros recetas nuevas.

Espero que disfruten de este blog como lo hago yo en mis ratos de ocio y que compartan sus experiencias. Ah! Me olvidaba presentarme, mi nombre es María Rosa, vuestra servidora.
[/two_columns_one_last]

[divider]