Huerto urbano

Hace unos pocos años descubrí la experiencia de tener mi propio huerto. Primero comencé con jardineras en los balcones de mi casa, más tarde pude tener mi huerto-jardín. Esta práctica para mí se ha convertido en una experiencia creativa. Por este motivo y para demostrar que no somos pocos, he intentado recoger algunos testimonios de hortelanos que teniendo una vida profesional ajena a la horticultura, en su tiempo libre disfrutan de esta actividad. Aquí les dejo con Jaime, el burbano.

Cuando comienza a irse el invierno los días son más largos y los árboles florecen, ese es el momento en que Jaime se prepara para experimentar en su huerto urbano. Él es un informático que siempre le han gustado las plantas. Hace unos meses le picó el bichito de tener veduras en su casa. Buscó por internet cómo preparar un huerto urbano y descubrió que podía hacer una mesa de cultivo con un elemento básico: los paletes. Me contó cómo realizó el proceso de creación de una mesa de cultivo para huerto urbano y me pareció una buena idea dejarlo aquí en “Lugares & historias”. Este es el proceso que emprendió Jaime:

Primer paso

A cada palete le quitó los clavos y le separó las tablas para armar la caja de cultivo. Clavó cada listón de madera para que no haya hueco entre ellos y en la base colocó una mesa que le serviría de base y apoyo.

Segundo paso

Revistió el cajón con una malla plástica para uso agrícola y para que l

a tela no se soltara la grapó a la madera.

Tercer paso

Realizó unos aujeros para que drenara bien el agua cuando se reg

ara.

Cuarto paso

Barnizó el cajón y la mesa.

Quinto paso

Rellenó el cajón con tierra, mantillo, arena y humus (sin fetilizantes).

Sexto paso

Una vez lista la mesa de cultivo compró semillas ecológicas para hacer sus primeras pruebas en el huerto. Colocó debajo de la mesa cesped artificial para que absorva el agua sobrante del riego. Nuestro amigo Jaime selló con su firma la mesa y a esperar que crezcan las verduras.

Ah!!!! parece sencillo y dan ganas de hacerlo, no? Solo hay que ponerse manos a la obra con mucha pero mucha paciencia.

Gracias Jaime por donarme la fotos de tu experiencia creativa…