¿Qué comemos?

vaquitas-milka
Hace unos años estuve visitando unos amigos que viven en la ciudad de Lausanne-Suiza. En unos de los paseos que hicimos me llevaron a ver las vaquitas Milka. Es un gusto ver cómo viven estos animales al aire libre pastando por los prados alpinos. Nos invitaron a ver cómo les ordeñan en sitios limpios y cuidados. En la misma zona, se encuentran cabañas donde se pueden degustar los derivados de la leche (recién ordeñada): queso gruyère, nata, fondue, etc….

Este blog habla de cocina vegetariana, algunos de los ingredientes que usaremos en las recetas son leche, mantequilla, nata, yogurt o huevos. Para mí es muy importante la forma, el trato y el cuidado de los animales que nos brindan estos productos. Vemos habitualmente en el supermercado alimentos de origen ecológico, pero en realidad sabemos ¿qué quiere decir este término? Significa que los animales viven en condiciones medioambientales correctas: alimentos naturales (no comen piensos) y en entornos donde se cuida que no se utilicen insecticidas, ni semillas transgénicas y la tierra no contenga abonos químicos (solo utilizan abono naturales).

Entonces, en las recetas donde cocinemos con estos ingredientes intentar que su procedencia sea ecológica. En el caso de los huevos para asegurarnos que son gallinas criadas al aire libre, debemos mirar un código de barras que contiene cada huevo. Este código comienza con un número identificador: 0-1-3.

  • 0=Gallinas criadas al aire libre y no comen cereales ni piensos
  • 1=Gallinas criadas al aire libre pero comen cereales
  • 3=Gallinas de granjas avícolas que comen piensos y están criadas en jaulas.

Demás está decir, que debemos consumir aquellos huevos cuyos códigos comienzan con el 0 o con el 1.  Creo que saber lo que comemos nos ayuda a nuestra salud, al entorno en que vivimos y a los animales que nos dan estos alimentos.

Al final de este post les tengo que contar que el día de las vaquitas Milka comí una nata doble que nunca había probado. La servían con frutos del bosque: arándanos, fresas (frutillas), frambuesas y moras. Un postre muy sencillo pero exquisito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *